El uso creativo de los recursos digitales es la clave del éxito de muchas Pymes

Dicen que la creatividad crece ante las dificultades, cuando las circunstancias del entorno no están totalmente a nuestro favor la imaginación se agudiza y se encuentran soluciones novedosas que en un contexto de sobreabundancia probablemente no hubiesen aparecido. Son buen ejemplo de ello las pymes, que han sabido aprovechar las herramientas que pone a su disposición el mundo digital para construir una marca potente, a un coste moderado, que les permita codearse con los más grandes.


Competir en el mercado con compañías que disponen de vastos presupuestos para gastar en publicidad también te vuelve más osado. Si se quiere sobresalir entre la multitud de marcas que se disputan a diario la fidelidad del consumidor hay que adentrarse en terreno desconocido y explorar nuevas fórmulas que se alejen del marketing tradicional al que el usuario se ha vuelto inmune.

La tecnología 2.0 ha abierto la puerta a la democratización del marketing, ya no hace falta invertir millones en la compra de medios para llegar a una audiencia masiva. Las pequeñas y medianas empresas más vanguardistas apuestan por un enfoque que da prioridad a la calidad sobre la cantidad, se dedican a conocer a su público en profundidad y a crear mensajes segmentados y contenidos que apelen a sus intereses.

Este es el caso de tres pymes que tenían muy claro cómo era su marca y su filosofía de negocio y que no han dudado en poner en práctica ideas innovadoras para lograr sus objetivos. Estamos hablando de El Ganso, Hawkers y El Tenedor.

El Ganso se creó en 2004 por los hermanos Cebrián, con la idea de “fabricar la ropa que llevábamos años buscando a un precio razonable”. Once años después cuentan con 112 tiendas distribuidas en diez países, entre los que se encuentran Francia, Inglaterra, Alemania, Holanda o México.

La que empezó como una pequeña empresa familiar facturó el año pasado 59 millones de euros y prevé llegar a los 70 millones en 2015. Todo ello sin hacer publicidad convencional, aunque sí han utilizado acciones clásicas de RRPP como los eventos, la asociación con marcas afines y la colaboración con influencers, (deportistas y famosos). “Con personalidad e imaginación se pueden conseguir resultados parecidos a los de las grandes marcas. La creatividad es más efectiva a veces que el dinero”, asegura Clemente Cebrián, uno de los hermanos que conforman el tándem de esta exitosa marca de moda.

El objetivo de Hawkers era “acabar con el monopolio de las gafas de sol” y por las cifras que manejan, ya superan los 15 millones en facturación, parece que lo van a conseguir. Esta empresa creada en Elche de la mano de cuatro jóvenes emprendedores comercializa gafas a través de internet y utiliza las redes sociales para promocionarse, principalmente Facebook, donde tienen más de tres millones de seguidores. Pablo Sánchez, uno de los fundadores, declara: “Queríamos llegar a un público más amplio a través de las redes sociales y Facebook se ha convertido en una herramienta imprescindible para conseguirlo”.

El Tenedor, empresa fundada por Marcos Alves junto a tres socios franceses, permite reservar en más de 24 000 restaurantes de once países a través de su web (eltenedor.es), con promociones de hasta el 50% en carta. Alves cree que la clave está en diseñar una estrategia con unos objetivos concretos y donde se defina el momento más oportuno para lanzar una acción. También confía en el poder de las redes sociales, “que permiten viralizar un mensaje sin apenas inversión, esa es la magia”.

Autor: StockMonkeys.com           Enlace: www.stockmonkeys.com

Compártelo:
facebook twetter digg delicious meneame

Valoración:


X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar los servicios ofrecidos en nuestra página web mediante el seguimiento y el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, entendemos que usted acepta su instalación y su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador o, en su caso, obtener más información en nuestra Política de Cookies.