Cómo conquistar a los influencers

En la era digital nos encontramos con una nueva figura que ha nacido fruto de la democratización comunicativa y ha llegado para quedarse: los influencers. Voz inglesa que, como tantas relacionadas con las nuevas tecnologías, hemos incorporado a nuestro vocabulario sin traducir, quizá porque la palabra influenciador todavía no está admitida por el DRAE, o porque su morfología similar al equivalente castellano deja bien claro de qué se trata. El influencer es aquel que influye, y llevándolo al terreno que nos ocupa es aquel que influye sobre las opiniones de los internautas, de los consumidores potenciales que las empresas quieren atraer o de los clientes existentes que las marcas pretenden fidelizar.


Dicho esto, se entiende el interés que estos emisores digitales han despertado dentro de los departamentos de marketing de las compañías. Actualmente, pocos se cuestionan el importante papel que cumplen las redes sociales en las decisiones de compra pero, ¿quién maneja las redes sociales?, ¿quién dirige las conversaciones?, ¿quién, a parte de las marcas, tiene el alcance y la capacidad persuasiva necesaria para recomendar un producto sobre otro? El poder de los influencers se basa en la reputación online que han ganado a lo largo del tiempo, interactuando de forma regular en el universo digital, participando activamente en los diálogos y creando una comunidad de seguidores que confían en ellos.

La confianza, esa es la clave. Los mensajes corporativos no siempre son bien recibidos por el usuario, que prefiere una comunicación horizontal, de igual a igual; cuánto más se identifique con el emisor, más confiará en él. Esto, sumado a la ceguera selectiva que el consumidor ha desarrollado hacia la publicidad más convencional, ha contribuido a que el influencer se consolide como actor indispensable dentro de las estrategias publicitarias. Simply Measured ha publicado una guía que ofrece consejos sobre cómo integrar eficazmente a estos influenciadores en los planes de marketing, a continuación se exponen algunos de ellos:

Definición de influencer

El influencer se hace oír, es capaz de llegar a mucha gente y posee una amplia red de seguidores, lectores y visitantes. Tiene la habilidad para influir en las opiniones de una audiencia determinada por asociación.

Identifica a tus influencers

Tus influencers deben cumplir tres características:

Relevancia: Deben crear contenido relevante para tu marca, directamente o mediante temas pertinentes relacionados con ella.
Alcance: Deben llegar a una audiencia valiosa para tu marca.
Repercusión: Deben poder involucrar a audiencias relevantes para tu marca para que sigan propagando el mensaje.

Este primer paso de identificación parece obvio pero no siempre se realiza, con el afán, equivocado muchas veces, de llegar a cuantos más influencers mejor. En este caso la cantidad no es tan importante como construir una relación de calidad con ellos, lo que va a suponer una inversión de tiempo -y probablemente de dinero- considerable, que será más rentable cuánto antes definamos y acotemos a quién nos queremos dirigir.

En esta línea de primar calidad sobre cantidad no hay que olvidarse de los pequeños influencers, que en un principio no parecen atractivos porque su alcance es menor pero que, bien seleccionados, pueden ayudar a atraer audiencias nicho afines a la marca a las que de otra forma no se llegaría. Fomentar una relación cercana con ellos -involucrándolos en las actividades y comunicaciones de la empresa, y haciéndolos crecer con ella- los convertirá en potenciales aliados que traerán beneficios a largo plazo en términos de fidelización, más difíciles de lograr con los grandes.

Involucra a tus influencers

Ya sabemos quiénes son, ahora toca ponerse en contacto con ellos y conquistarlos. Esa es la mejor manera de acercarse a un influencer, cuánto más auténtica y sincera sea la interacción mejores serán los resultados. Y una vez más no hay que precipitarse, elabora una estrategia con unos objetivos claros que pueda mantenerse en el tiempo, teniendo en cuenta lo siguiente:

Resalta los puntos en común. Si el proceso de selección ha sido acertado los influencers elegidos compartirán valores e intereses con tu empresa. Asegúrate de transmitir esas afinidades para que se sientan naturalmente inclinados a apoyarte.
Conoce a su comunidad. Como decíamos antes, la importancia de un influencer se mide en función de su alcance sobre la audiencia adecuada para la marca. Dedícate a conocerla, averigua qué les motiva y demuestra que tu interés es genuino, aunque eso implique dejar en segundo plano tus prioridades.
Pónselo fácil. Haz todo lo posible para facilitarles la colaboración y déjales claro que ambas partes saldrán beneficiadas. Para que no haya sorpresas, es conveniente establecer las condiciones desde el principio y, por supuesto, cumplir lo estipulado.

Autor: MSLGROUP Global     Enlace: https://flic.kr/p/qqSehY

Compártelo:
facebook twetter digg delicious meneame

Valoración:


X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar los servicios ofrecidos en nuestra página web mediante el seguimiento y el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, entendemos que usted acepta su instalación y su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador o, en su caso, obtener más información en nuestra Política de Cookies.